Síntomas más frecuentes de la deshidratación

En muchos lugares sobre todo en las zonas más tropicales existe un elemento que puede causarnos serios problemas, el calor.  Y es que cuando hace mucho calor el nivel de humedad aumenta y hay muchas posibilidades de sufrir deshidratación. En zonas donde el verano también es fuerte puede ocurrir lo mismo, ¿cuáles son los síntomas más frecuentes de la deshidratación? y ¿cómo puedes tratarla en caso de que te deshidrates?

Causas principales de la deshidratación

Una de las causas más comunes son las altas temperaturas, porque aumentan la humedad y a su vez el cuerpo comienza a sudar, pasar largos espacios de tiempo expuesto a los rayos solares puede causar también la deshidratación por sudoración, cabe mencionar que este tipo de deshidratación es una de las más comunes pues el organismo reacciona naturalmente a sudar debido a las altas temperaturas exteriores.

Otra causa principal son los problemas gastrointestinales causados por bacterias, parásitos, virus o la combinación de alguna de estas. Este tipo de problemas genera situaciones de alto riesgo pues si no se atienden adecuadamente podrían causar una deshidratación grabe y problemas de salud aún mayores. Y esto es ocasionado inicialmente por la mala alimentación, por eso los principales en ser afectados son las personas de entre 18 y 30 años. Las enfermedades gastrointestinales producen diarreas y vómitos en los cuales se pierde mucha agua que nuestro organismo necesita.

La causa que a muchos les afecta es por el ejercicio físico, es vital que cuando hagamos ejercicios repongamos los electrolitos perdidos en dicha actividad con agua o bebidas isotónicas. Muchos atletas se provocan una deshidratación voluntaria para perder peso o “aumentar el rendimiento”, pero esto no está bien pues exigirle tanto al organismo traerá sus consecuencias a largo plazo.

La dietas secas recomendadas por muchos hacen perder peso de verdad pero sacrificando el preciado líquido de nuestro cuerpo es por eso que no son recomendables pues causan una deshidratación leve.

Síntomas de la deshidratación

El cuadro clínico de esta enfermedad inicia con una sed intensa, cuando se pone de pie se marea debido a una hipotensión, vértigo o mareos y nauseas, disminuye la presión sanguínea y comienzan  los desmayos, la visión se pone algo borrosa y en casos extremos si no se atiende rápidamente causa delirios, inconciencia temporal o muerte.

Los síntomas en los atletas suelen ser más marcados, en muchos casos se sonrojan las mejillas y la piel se reseca aunque allá mucha sudoración, además del síntoma característico de la deshidratación que es la sed. Puede causar también dolor abdominal y en las extremidades, respiración brusca por la boca, fatiga, mareos y movimientos aletargados del cuerpo entero, calambres constantes en las piernas y brazos.

Hay otros síntomas que aunque raras vez ocurren, en otros casos son los primeros en aparecer, cuando algún paciente presenta deshidratación por ejemplo a veces los ojos se hunden y aunque exista llanto las lágrimas no fluyen y la piel pierde elasticidad es decir cuando te pellizcas esta tarda a volver a  su lugar original, además la frecuencia con la que normalmente se orina disminuye notablemente y las pocas veces que lo haces la orina se vuelve turbia y de olor fuerte.

Tratamiento y prevención de la deshidratación                                        

Para determinar cómo tratar un tipo de deshidratación lo primero que debes hacer es verificar que tan grabe es, al determinar que tan grabe es, trata de ingerir liquido hasta que los síntomas disminuyan su intensidad un poco, puede ser preparando alguna solución para rehidratación como bebidas energéticas.

Si tu caso de deshidratación fue por exposición exagerada a altas temperaturas trata de refrescarte un poco en un lugar sombreado a temperatura ambiente y quítate la ropa de más, solo quédate con algo ligero sobre el cuerpo, recuerda que el proceso de enfriarte debe ser paulatino, si lo haces bruscamente puede causar otros males peligrosos para tu organismo.

El agua de coco es muy buena para rehidratar el cuerpo además aporta minerales que se pierden en la deshidratación. Recuerda que si tu caso de deshidratación es grabe debes visitar un especialista no lo tomes a la ligera podría causar la muerte si no se trata a tiempo.

Para prevenir deshidrataciones leves trate de ingerir suficiente agua diariamente y más si el día es caluroso o si planea hacer actividad física rigurosamente. Po lo general una persona adulta debe tomar 2 litros de agua diariamente pero si vive en el trópico o está pasando por el verano debería tomar 3 litros. Llevar una dieta adecuada también contribuirá a que sea más difícil perder sales minerales por deshidratación.